sábado, 5 de septiembre de 2009

Abejas sin comida, colmenas perdidas

Es con el estómago lleno como mejor se piensa, y se actúa. Porque somos animales de costumbre (nunca me cansaré de decirlo), y pocas son las ocasiones en las que podemos ocupar nuestra atención en más de dos cosas a la vez. Y si eso fuera o fuese posible, nunca podríamos estar seguros de que lo estamos haciendo al 100% de nuestras posibilidades. Ésta es la razón por la que no podemos prestarle toda la atención a nuestra actividad a la par que intentamos lidiar con nuestro rugiente estómago.

Los de piso somos gente ocupada, y aunque poco y escaso es el tiempo que tenemos para comer, intentamos alimentarnos lo mejor posible. Desafortunadamente, nuestro pequeño habitáculo refrigerante (para los de la LOGSE, nevera) no suele tener este fabuloso aspecto. Así que, y aprovechando una foto tomada hace pocas semanas, quiero emitir un trigracias a aquellos que colaboraron para que pueda compartir con vosotros esta fantástica toma. Gracias a Sera (la que nos trajo a Dúnia al mundo), Carlos y Gemma que, por diferentes motivos, rebosaron nuestro frigorífico de alimentos. Lo dicho, trigracias, que da gusto ver una nevera así.

5 lectores no se muerden la lengua:

Dunia dijo...

Ra de mis amores...
Lo prometido es deuda y hoy he hecho un repaso de todas tus entradas en este bog ran capitalero. Siento decirte que te prefiero en tu faceta periodística que poeta, no está mal pero en lo otro eres un 'creck'. You know it! Buenos recuerdos aunke en el capitulo de los taxis me ha faltado alguna que otra referencia !! (ejem, ejem),
Ah!Gracias por dedicarme (en su momento) la entrada de las ''banda izquierda de las escaleras del metro' pero siento comunicarte que últimamente soy yo la que baja, estresada y con prisas, por ese lado izquierdo que antes tan felizmente ocupaba...

pd_te escribo mientras veo un más que interesante CFR Cluj-Sarajevo (UEL - partido vuelta Play-off) y lo mejor es que ya se quien gana :)

muaa

Elendil dijo...

Así me gusta Dunidú, que te pongas al día. Y a predicar con el ejemplo con el resto de la comunidad, que me tiene abandonada y como comenté en una anterior entrada me tienen la musa congelada.

Digna tu entrada de la escalera del Metro, aunque todavía quedan muchos recuerdos e historias que podríamos comentar. La del taxi... algún día. XD

Raúl Morón Muñoz dijo...

Mierda de cuentas gmail, que ya me hago la picha un lío. A ver si me pongo un día a clausurar definitivamente la de hotmail, que ya me está dando más por culo que Filipe Luis a CR9 en el Bernabéu.

Kal dijo...

k orgulloso me siento de haver visto la nevera en directo y de haver colaborado con su estado de plenitud. Esa nevera cuando se retire seguro que nos recuerda con una sonrisa en...donde quiera que sea que tenga la boca.

Raúl Morón Muñoz dijo...

¡Que su condensador te oiga!
Namasté ;)