viernes, 6 de marzo de 2009

Thanks to everybody for everything


Puerta del Sol, Madrid. El kilómetro 0. Ahí nos reunimos todos para hacer esta instantánea tan significativa. Nosotros ya hemos recorrido muchos kilómetros juntos. Como los que hicísteis todos juntos en vuestra visita a la capital, para darme una sorpresa difícil de olvidar. Nunca llegué a imaginar que pasaría mi 24º cumpleaños con todos vosotros, y mucho menos en Madrid.

Esta es una historia digna de contar, y aunque no pude ver mi cara cuando entrásteis todos en el comedor de mi casa, me la puedo imaginar. Hecho la mirada atrás, y me es difícil encontrar en el tiempo una sorpresa similar. La del día de mi despedida también es digna de guardar en el baúl de los recuerdos, pero ésta última incluso la supera. Gracias a todas y todos, por acordaros de mí, por organizaros entre todos para venir en masa a Madrid, por querer celebrar mi cumpleaños todos juntos, por las risas, por la camiseta, por el detallazo.

No estoy lejos, pero claro, no es lo mismo que si quisíeramos bajar a nuestro Íkaro a tomar unas Heineken, o pasarnos una noche por el Razz, o ver los capítulos de Lost en Bharma, o echar un Singstar que ahuyente a todos los vecinos del Carmel, o tantas cosas que hemos hecho, y seguiremos haciendo. Porque lo que importa, y pude comprobar ese fin de semana, que aunque cada uno tenga un camino diferente que seguir, nos mantenemos todos juntos.

3 lectores no se muerden la lengua:

Nel dijo...

Nos vas a hacer saltar las lágrimas a todos pedazo de puta... Esas heineken con bravas en el Ikaro no son lo mismo sin ti. . .

Sara dijo...

Hoy mismo les cantamos la ciudad de los gitanos a los vecinos del Carmelo, en tu horno, claro!
Un besazo!!

Sara dijo...

horno noooo honor!!! tengo dislexia...qué le voy a hacer??